FRA a favor de la Derogación de la Ley Tito Kayak en Vistas Públicas

Ni una noche de cárcel para los seis:

Frente de Rescate Agrícola apoya derogación de Ley Tito Kayak

 

Miércoles, 27 de febrero (Capitolio)- Diversas organizaciones y coaliciones entre ellas el Frente de Rescate Agrícola se manifestaron hoy en apoyo al P. de la C. 230 y el P. de la S. 22 que buscan derogar el Artículo 200 del Código Penal mejor conocido como “Ley Tito Kayak”.  Esta ley le impone de seis meses a 3 años de cárcel a toda persona que intente impedir, temporera o permanentemente, cualquier obra de construcción, pública o privada. En Puerto Rico se otorgan permisos de construcción todos los días sin consulta alguna a vecinos, organizaciones ambientales y en momentos a agencias pertinentes. “La nueva Ley de Permisos limita de diversas maneras la participación ciudadana en el proceso de otorgación de permisos. No le exige a los proyectistas a celebrar vistas públicas, produce documentos voluminosos y de conocimiento altamente especializados con poco tiempo para comentarios, entre otras estrategias. Por lo que la manifestación pacifica se convierte en una de las únicas herramientas para que el ciudadano participe de este proceso.”-expresó Katia Avilés, ecóloga.

 

El P. de la C. 230 presentado por el representante Luis Vega Ramos y Carlos Vargas Ferrer y el P. de la S. 22 presentado por el senador Fas Alzamora  tuvieron hoy sus vistas públicas. El Frente de Rescate Agrícola, organizaciones a fin e individuos expresaron en ponencias y en la manifestación celebrada en la mañana frente las escalinatas del Capitolio un claro apoyo a ambos proyectos por la derogación de esta ley. “Ante la falta de espacios efectivos de participación, los ciudadanos necesitamos poder manifestar nuestras opiniones. La Ley Tito Kayak funciona en contra de nuestra libertad de expresión criminalizando el derecho a fiscalizar al gobierno a través de la manifestación pacífica, un deber de todo ciudadano.”- Karla Acosta, abogada.

 

La amenaza de esta ley se ejemplifica con los seis ciudadanos entre ellos estudiantes universitarios, un agrónomo y un profesor del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), que actualmente enfrentan juicio acusados bajo la misma. Estas personas fueron arrestadas el 15 de diciembre 2011 mientras se manifestaban pacíficamente en Santa Isabel llamando la atención sobre la construcción de un proyecto industrial de energía eólica incompatible con las 3,700 cuerdas de la mejor tierra agrícola del país donde se estableció.

“El caso de los seis arrestados en defensa de los terrenos agrícolas de Santa Isabel es la primera aplicación de esta ley antidemocrática, y estamos hoy aquí para revertir la misma.  Estos 6 ciudadanos reanudan el proceso judicial el próximo 11 marzo en el Tribunal de Ponce, de no ser derogada con urgencia se exponen hasta 3 años de cárcel. Ciudadanos cuyo único delito ha sido proteger nuestros mejores terrenos agrícolas.”- declaró Ian Pagán Roig, portavoz del FRA.

En las vistas celebradas durante el día de hoy para el P. de la C. 230 y el P. de la S. 22 los deponentes enfatizaron en el caso de los seis de Santa Isabel estableciendo claramente que de no aprobarse estos proyectos de ley el caso sentaría el precedente para futuras represalias en contra de quienes defienden nuestros derechos civiles y recursos naturales.  

 

Contactos Frente de Rescate Agrícola:

Ian Pagán Roig, 787-666-0625

Ana Elisa Pérez, 787-502-4088

Sin agricultura no existe Acción de Gracias porque sin agricultura no hay abundancia

Por Agro. Ian Pagán Roig/Especial para CLARIDAD

Publicado: martes, 20 de noviembre de 2012 http://www.claridadpuertorico.com/content.html?news=3B93AC26E7F3FA6F8E1972AF83B9D67F
Ya sea por una tradición anglosajona importada, irremediablemente en Puerto Rico hemos criollizado e incorporado a nuestro folclor la celebración del día de Acción de Gracias. Ya muy intrínseco en nosotros, lo pudiéramos celebrar hasta a ciegas y posiblemente como una excusa más para un festejo familiar o como inicio oficial de la Navidad. Pero surge una contradicción insalvable sobre el contexto en que los puertorriqueños celebramos esta festividad. En sus orígenes, Acción de Gracias consistía de un ritual en el que se agradecía y se festejaba un año de buenas cosechas que significaron la subsistencia de la familia durante todo el año y aseguraban las guarniciones necesarias para sobrellevar el duro clima de invierno de aquellos lugares.

De estas contradicciones surgen unas preguntas muy pertinentes: ¿En el contexto original de la festividad, los puertorriqueños tenemos razones por las cuales celebrar Acción de Gracias? ¿Los Puertorriqueños contamos con una abundancia agrícola de la cual dependemos para nuestra subsistencia? La respuesta es no, y posiblemente nunca en la historia de nuestra nación moderna hemos tenido tal cosecha por la cual dar gracias. Hace más de 500 años que los locales de esta isla no experimentamos una producción agrícola sensata que atienda las necesidades alimentarias reales de los borincanos. En toda la historia de Puerto Rico solo en la época precolombina hemos experimentado una producción agrícola saludable. Los indígenas en Puerto Rico desarrollaban una agricultura de subsistencia y autoabastecimiento que respondía enteramente a sus necesidades particulares porque tenían soberanía sobre la tierra. Luego de esto, el destino agrícola de la isla ha estado plagado de explotación, desigualdad y extracción de las riquezas agrícolas de la isla hacia el extranjero en donde históricamente el boricua fue el personaje explotado para sostener este sistema de explotación. Bajo el dominio español, el boricua era explotado para la producción extensiva de los monocultivos de caña y café bajo regímenes inhumanos. Igualmente durante la primera etapa de dominio estadounidense la economía agrícola giraba alrededor de la extracción de materias primas agrícolas para el enriquecimiento de compañías extranjeras sustentado también en la explotación del criollo. En ambas épocas la producción agrícola imperante no representaba en lo más mínimo una aportación a la soberanía alimentaria de Puerto Rico ni a los mejores intereses del país. Durante este último periodo, más 90 % de la isla fue deforestado para el cultivo casi exclusivo de caña de azúcar como también de tabaco y café. Estos productos no representaban en lo más mínimo una aportación nutricional a la dieta del puertorriqueño. Nadie sobrevive de café, azúcar, ron y cigarros. Bajo este panorama histórico de explotación de la población para el sostenimiento de los sistemas agrícolas insustentables no es sorprendente que actualmente exista una actitud despectiva y una noción de atraso alrededor de la agricultura.

Cuando el negocio de los grandes monocultivos en Puerto Rico desapareció porque su existencia era más lucrativa en otras regiones mundo, la ganga del negocio colonial fue el destruir la agricultura y sustituirla por la dependencia extrema viviendo casi exclusivamente de lo que otros países nos envíen para comer. Esto ha traído como consecuencia la pérdida irremediable de los recursos agrícolas de Puerto Rico. Más del 50 % de las Tierras Agrícolas de Puerto Rico han sido perdidas como resultado del desparramo urbano. Luego de esto llegamos hasta tiempos actuales donde vivimos en momentos de una crisis alimentaria silente. Existe una disponibilidad inmediata de comida que pudiera confundirse con abundancia pero es una abundancia artificial o una abundancia gondolera de “freezer”. Los sistemas que sustentan esa abundancia artificial de comida son muy vulnerables y cada día surgen mayores presiones que atentan contra la disponibilidad de comida en el mundo. El impacto del cambio climático sobre las cosechas, el acelerado crecimiento poblacional mundial, los biocombustibles, guerras, conflictos sociales, desastres naturales son solo algunas de las amenazas reales y siempre latentes sobre los sistemas de abastos de alimentos de los cuales Puerto Rico depende.

La verdadera abundancia del país radica en la producción justa de nuestra tierra en manos de puertorriqueños respondiendo a nuestras realidades particulares como pueblo. Se trata de la producción de cultivos que formen parte de nuestra dieta; se trata de una agricultura de autoabastecimiento. Solo esto nos brindará la tan necesaria soberanía alimentaria que es la única garantía para asegurar un plato de comida para el futuro de todos.

El primer paso en la marcha de la soberanía alimentaria es preservar todas las tierras agrícolas de la isla. Estimados liberales indican que ya ni siquiera contamos con las tierras suficientes para producir toda nuestra comida. Nuestra realidad no admite la destrucción de más tierras agrícolas. Mientras tanto, el gobierno parece ignorar las señales internacionales de la crisis alimentaria por lo que las soluciones inmediatas están en las manos del pueblo. Ha llegado el momento en que la responsabilidad por el futuro del plato de comida del país está en las manos de cada uno de nosotros. Solo se producirá una política agrícola de país como resultado de la exigencia masiva del pueblo. Mientras esto se logra, todos podemos trabajar por nuestra seguridad alimentaria. Nuestra tierra es privilegiada y generosa; las tierras de Puerto Rico representan la cornucopia del pueblo. Poseemos las condiciones para la producción de una gran diversidad de alimentos. Nuestro suelo es el cuerno de la abundancia que tiene el potencial de parir todo el año frutos de la tierra. Año tras año celebramos la Acción de Gracias con un cuerno de la abundancia vacío. Festejamos una abundancia inexistente pero con gran potencial. Es menester de todos trabajar por una verdadera abundancia que está en la producción de nuestra tierra. Cuando llegue ese momento podemos celebrar una fiesta de pueblo a manera de Areyto para festejar una verdadera abundancia. Podremos celebrar entonces lo que ha estado ausente desde los tiempos de Agueybaná el Bravo: una abundancia que solo ofrece el cultivo justo de nuestra tierra.

———————————–

* El autor es agrónomo e integrante del Frente de Rescate Agrícola (FRA) y de otros movimientos en defensa de las tierras agrícolas de Puerto Rico y de la educación sobre la soberanía alimentaria.

Seminario Especial sobre nuevo proyecto en Terrenos Agrícolas

El gobierno insiste en construir complejos industriales de producción de energía sobre tierras agrícolas. ¿Cuáles son los impactos en la agricultura? Este próximo martes en el RUM. ¡Sé parte de las soluciones!

Fecha: martes, 20 de noviembre de 2012 (10:45 am)

Lugar: UPR-Mayaguez (P206)

IMPORTANTE: Las Vistas Públicas para este proyecto están pautadas para el 28 de noviembre de 2012 a las 2:00 PM en el Salón de Bellas Artes, Calle Hostos #3 Santa Isabel.

Peligran gravemente los abastos de alimentos de Puerto Rico por voto de huelga en puertos de Estados Unidos

Francisco Seco/AP

Inminente huelga de trabajadores de los puertos en Estados Unidos pone en grave riesgo los abastos de alimentos de Puerto Rico. Según reportado durante las pasadas semanas, la International Longshoremen’s Association (ILA) ha amenazado con implantar un voto de huelga a partir del 29 de diciembre de este año. La ILA es la unión de empleados de los muelles encargados del manejo de embarque y desembarque de la mercancía que arriba a los diferentes puertos. La ejecución del voto de huelga tendría repercusiones nefastas para Puerto Rico. En primera instancia, para el abastecimiento local Puerto Rico depende en más de un 80% de importaciones que en su totalidad se llevan a cabo a través de puertos en la costa este de Estados Unidos. Solo 4 compañías navieras controlan la totalidad del transporte marítimo de alimentos y solo el puerto de Jacksonville en la Florida maneja el 75% de nuestras importaciones. Esto detendría de inmediato el flujo de alimentos necesarios para nuestra subsistencia y provocaría un caos social ya que no contamos con laproducción agrícola ni con los abastecimientos necesarios para nuestro sustento. Es importante recordar que nuestros muelles cuentan con empleados que pertenecen a la ILA, la cual tiene 8 capítulos que ubican alrededor de la Isla. Por ello, de concretarse esta huelga pautada por los empleados de la ILA, no sólo sufriríamos ante la paralización de abastos provenientes de los muelles de la costa este de Estados Unidos, sino que de igual forma estaríamos expuestos a que sus miembros en Puerto Rico decidan unirse al voto de huelga.

 El Frente de Rescate Agrícola ha venido alertando sobre la urgencia de fortalecer nuestra producción de alimentos para poder sobrellevar eventos internacionales fuera de nuestro alcance que afecten el transporte de alimentos, los cuales pueden ir desdedesastres naturales, tal y como ocurrió hace unos días con el Huracán Sandy; conflictos huelgarios como el que se avecina con los miembros de la ILA; conflictos bélicos, ataques terroristas, plagas, entre muchas otras posibilidades.

“Ante la vulnerabilidad de nuestro sistema alimentario nos urge aumentar nuestra productividad agrícola y esto sólo lo podremos lograr protegiendo nuestros terrenos agrícolas contra usos irreversibles y proveyendo los mecanismos para su máximo desarrollo.   No podemos olvidar que desde el 1978 hasta el 2007  Puerto Rico perdió el 43% de los terrenos dedicados a la agricultura o sea de 979,603 a 557,528 cuerdas.” expresó la Dra. Myrna Comas, experta en sistemas de bastos de alimentos de Puerto Rico.

“Lamentablemente en Puerto Rico no contamos con la producción agrícola ni con los abastos suficientes para afrontar amenazas como estas que ponen en gran peligro el derecho a un plato de comida de todos los puertorriqueños. Esperamos que las alertas sobre la inminencia de una crisis alimentaria no corran la misma suerte que los llamados que históricamente se hicieron sobre el cambio climático; que solo lo creímos posible ya cuando estamos viendo y sufriendo los desastres naturales causados por el clima errático del planeta.“ Declaró el agrónomo IanPagán, portavoz del FRA.

Para asegurar el potencial productivo de Puerto Rico es esencial la preservación de las ya escasastierras agrícolas a través de un plan de uso de tierras que vaya acompañado de un plan de desarrollo agrícola.  “Hemos llegado al punto en el cual se justifica la defensa de todos los terrenos agrícolas que aún son parte de nuestra base de terrenos. Solo así podemos hablar de seguridad y soberanía alimentaria, pues nuestra realidad es que ya no contamos con el inventario de cuerdas de terreno necesario para satisfacer aún los más conservadores estimados de autosuficiencia alimentaria. El recurso tierra es requisito sin el cual no puede haber agricultura. Todos debemos solidarizarnos con lucha pacífica por la defensa de los terrenos y por la agricultura,” expresó la Dra. Gladys M. González, Economista Agrícola.

VIDEO COMPLETO: DEBATE POR EL DESARROLLO AGRÍCOLA EN PUERTO RICO

El Debate por el Desarrollo Agrícola en Puerto Rico se llevó a cabo el jueves, 11 de octubre de 2012, en el Aula Magna de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Del mismo participaron: Agro. Carlos Flores por el PNP, Agro. Lucas Avilés por el MUS, Prof. Rafael Bernabe por el PPT, Ing. Rogelio Figueroa por el PPR, Rep. Luis Vega Ramos por el PPD y Lcdo. Denis Marquez por el PIP.

La actividad fue convocada por el Junte Ciudadano por la Agricultura. El moderador del evento fue el periodista Julio Rivera Saniel. Se transmitió en vivo a través de Microjuris.com y fue retransmitido por RadioIsla 1320am.